El Pensamiento de Buenaventura Luna

Eusebio de Jesús Dojorti, popularmente conocido como Buenaventura Luna, fue un destacado folklorista sanjuanino nacido en 1906 en Huaco y fallecido en 1955 en la ciudad de Buenos Aires. Pese a que éste es su perfil más conocido, su trayectoria pública tuvo muchas otras facetas: fue militante político, periodista, escritor costumbrista; creador, director y productor artístico de grupos de música nativa; libretista y animador de sus propios programas radiales; poeta, músico, letrista y recitador. En cada una de estas áreas puede rastrearse una rabiosa piedad política por el semejante, por el hombre y la mujer humildes del país argentino, por la Justicia Social. Este blog intentará dar cuenta de la originalidad y la riqueza que Dojorti/Luna desarrolló en su infatigable laborar en el ámbito de la Cultura Popular: una reflexión que puede enmarcarse dentro del Pensamiento Nacional pero también, y a la vez, un pensamiento propio. Un Pensamiento Dojortiano.

domingo, 5 de junio de 2016

La noche - Liliana Herrero - Imposible 2016

Liliana querida, qué bello homenaje a Buenaventura y a su Tropilla de Huachi-Pampa, recién llegados de San Juan en 1937 y tocando en la Biblioteca Nacional de la calle México…, homenaje a esa Casa también y a lo que por ella hicieron Horacio, Teresa y María Pía (y ese día vi el orgullo en los ojos de muchos laburantes que recuperaban su historia y patrimonio)…, homenaje a la vez al amor de Dojorti por las palabras, descendiente al fin de aquellos irlandeses que creyeron siempre en el poder de las palabras y gracias a ellas sobrevivieron..., homenaje a Juan Pablo Maestre –hijo de Eusebio y de una mujer inmensa, Olga Maestre-, bibliotecario en la vieja facultad de Filosofía y Letras, que también compuso algunas bellas canciones y que siempre decía –como su amigo y compañero Carlos Olmedo- que “los fierros pesan pero no piensan”…, homenaje a los biblioratos, a los estantes y al polvo que acumulan hasta que alguien llega y, como diría el Profe Horacio, encuentra una gema entre olvidados anaqueles…, como esta canción “La Noche” que ahora tendrá un nuevo ciclo gracias a tu magnífico rescate que no alcanzo a agradecerte de modo suficiente…
Con un muy agradecido “abrazo hermanador”,
Carlos.